Diferencias entre Club Deportivo y Sociedad Anónima Deportiva

En la década de 1980 muchos clubes profesionalizados estaban en bancarrota y absorbían recursos de entes públicos. El gobierno de Felipe González estimuló la creación de la Ley 10/1990 del Deporte, que inspiró la transformación de los clubes de las ligas profesionales en sociedades anónimas deportivas, con el objetivo de establecer un sistema de control administrativo sobre el accionariado y la contabilidad de estas sociedades y, subsidiariamente, favorecer su apertura al mercado bursátil (García, 1996). Sin embargo, desde la fecha de promulgación de la Ley hasta 2007, no se ha producido la salida a bolsa de ninguna sociedad anónima deportiva.

Los únicos clubes de fútbol (a nivel nacional) que no son sociedad anónima deportiva, son:

  • Real Madrid CF
  • FC Barcelona
  • Athletic Club
  • Club Atlético Osasuna

El motivo por el que estos clubes no son sociedad anónima deportiva, se debe a que en su momento su situación financiera y societaria les permitió conservar el estatus anterior, en el que los miembros del consejo elegido en las elecciones entre los socios responde con su patrimonio (mediante avales) de las deudas en las que pueda incurrir la institución.

Por ejemplo para ser presidente del Real Madrid, entre otros requisitos es necesario “Acompañar pre-aval bancario (…) garantizando como mínimo un 15% del presupuesto general de gastos del Club (77 millones de euros). En dicho aval deberá hacerse constar por la Entidad de Crédito, Banco o Caja de Ahorros que lo emita, que el mismo ha sido concedido teniendo en cuenta el patrimonio personal de los candidatos, y con la única y exclusiva garantía del patrimonio personal de dichos candidatos a la Junta Directiva”.

A continuación detallaremos de forma resumida, cuales son las principales diferencias entre «Club Deportivo» y «Sociedad Anónima Deportiva. Estas diferencias son:

1ª Diferencia. Objetivos

Los clubes deportivos tradicionalmente han sido entidades que reunían personas con un interés en común relacionado con el deporte, quedando adornado con una bandera, unos colores, una camiseta, etc. que identificaban al club. Es entendido como un punto de encuentro donde se encuentran personas con las que nos sentimos cómodos o compartiendo una afición o manera de pensar. Por ello, el objetivo principal del club es ganar títulos, la participación de personas del entorno en la actividad deportiva, la dinamización de un colectivo, etc…

La sociedad anónima deportiva persigue el lucro, es decir, el objetivo principal es que sus propietarios ganen dinero. Se puede decir que es una empresa.

2ª Diferencia: Propietarios

En el club deportivo mandan los socios, de aquí la famosa frase de Florentino Pérez cuando dice que el Real Madrid no es de nadie, es del conjunto de los madridistas. Al menos una vez al año se reúnen en asamblea donde aprueban los presupuestos, toman decisiones importantes, se critica a los accionistas del club, etc…

Las sociedades anónimas deportivas siguen las directrices de los propietarios, que son accionistas que han invertido una cantidad de dinero y esperan obtener una rentabilidad de dicha inversión.

3ª Diferencia: Composición de la Junta.

En el club deportivo, las decisiones las toman la junta directiva, que se forma a través elecciones (son cargos no remunerados). El poder de decisión equivale a 1 persona, 1 voto.

En la sociedad anónima deportiva se decide en asamblea de accionistas la composición del Consejo de Administración. A diferencia del club deportivo, las personas tienen el poder de decisión, en función del número de acciones que posea cada persona.

Desde mi punto de vista, aplicaría la forma de «Club Deportivo» para fútbol modesto, con el objetivo de conservar el poder de decisión de sus socios y que no sea controlados por empresario que tienen el objetivo único y exclusivo de obtener rentabilidad de su inversión. Por otro lado, para el fútbol profesional aplicaría la forma de «Sociedad Anónima Deportiva» para que los clubes puedan obtener financiación externa y puedan crecer económicamente para mantenerse en un entorno tan competitivo.

Deja un comentario