Injusta criminalización del fútbol a causa del COVID 19

En la situación de crisis sanitaria que vivimos actualmente el fútbol está recibiendo multitud de críticas, por el simple hecho de estar planeando posibles escenarios para cuando el Ministerio de Sanidad autorice la vuelta a los entrenamientos.

No tengo explicaciones para aquellos individuos que criminalizan el fútbol para desviar la atención de la ciudadanía y por motivos políticos. En cambio, me quiero dirigir aquellas personas que son bombardeadas de información con el objetivo de desviar su atención. A estas personas, les quiero plantear dos preguntas:

1. ¿Es culpa del fútbol que en España falten test para nuestros sanitarios o policías?

2. ¿Que en España falten test para nuestros médicos, enfermeros o policías, es culpa de que haya gestores se están moviendo para conseguir test para sus trabajadores?. En este punto, no hablo ya de fútbol hablo de empresas como Seat que el día 27 de abril hará test a 15.000 trabajadores.

Respecto a estas cuestiones no cabe duda que el problema no es del fútbol por planear posibles escenario para cuando Sanidad autorice su retorno. Aquí el problema es única y exclusivamente de aquellos que no encuentran test para todos los españoles. Criminalizar un deporte que mueve en torno al 1,4% PIB y hace disfrutar a más de 200.000 familias es una auténtica vergüenza.

Llegados a este punto, ¿por qué no criticamos también?:

1. Políticos y sus familias sí, pero a los sanitarios no. Los sanitarios están cansados de que les den las gracias a través de aplausos, lo que ellos piden son recursos.

2. La compra y recompra de los test defectuosos.

3. La vueltas de las grandes multinacionales energéticas. !Oh la la, bingo¡, quizás es que hay una campaña dirigida a criminalizar el fútbol para desviar la atención de la vuelta de las energéticas. Según Europapress, Naturgy planea realizar más de 16.000 test para retomar la vuelta al trabajo.

En resumen, podría seguir enumerando las empresas que plantean la vuelta a su actividad realizando una gran cantidad de test para asegurar la salud de sus empleados.

Repito, que un CEO o un Director General trabajen y busquen test seguros para realizar a sus trabajadores no es un crimen, es su trabajo. Las responsabilidades no son de las empresas que tratan de seguir adelante y hacer girar la rueda de la economía, las responsabilidades deberán de exigirse a los que están gestionando esta crisis: un comunista, un inepto y un filósofo enfrentados a una oposición dura, crítica y con argumentos caducados que no fomenta la unión en tiempos de crisis.

Deja un comentario