Seguros deportivos: Tipología.

En Noviembre de 2006, Luis Manuel estaba disfrutando de una apacible jornada de golf cuando una fortuita pelota le pegó con fuerza en la cabeza produciendo así la muerte instantánea. Simplemente estuvo en el lugar equivocado en el momento equivocado.

En 1983 en pleno partido el sueco Stefan Edberg impactó con un potente servicio al juez de línea Dicks Wertheimer (60 años) en sus testículos. El juez que estaba sentado en la silla central cayó hacia atrás golpeándose la cabeza, produciéndose así un derrame cerebral de consecuencias irreparables.

Esto no es lo que sucede a la hora de realizar actividades deportivas, sin embargo, es algo que puede llegar a ocurrir. Como bien ha explicado nuestro Tribunal Supremo en reiteradas sentencias, toda persona que practica una actividad deportiva debe de estar bajo la “Teoría de la Asunción del Riesgo”, es decir, cuando practicas un deporte tienes que ser consciente de que puedes sufrir unos daños, ya sea fracturas óseas, roturas de ligamentos, etc…

Por ello, para acudir a competiciones oficiales a nivel nacional e internacional es obligatorio estar federado. Los deportistas al pagar la cuota de la federación tienen derecho a un seguro por accidente, por si sufres una lesión practicando el deporte en cuestión. Sin embargo, las pólizas suscritas por las federaciones deportivas se quedan cortas para los deportistas profesionales, que deben recurrir a los seguros deportivos que ofrecen las aseguradoras, para conseguir una póliza que les asegure en caso de accidente.

Los seguros deportivos lo podemos clasificar en:

1. Seguros para eventos deportivos: la ley establece que lo eventos deportivos como las carreras populares, marchas ciclistas o eventos que se celebran en la vía pública necesitan de un seguro de Responsabilidad Civil (RC). Esta cobertura se encarga de proteger a los participantes de posibles daños a terceros y a los organizadores de los siniestros que se puedan suceder durante la celebración del evento.

Además de la cobertura de RC, el evento debe contratar con un seguro de accidentes, que ofrece cobertura a los participantes en caso de fallecimiento, invalidez y asistencia sanitaria si ocurriese un siniestro durante el evento deportivo.

Curiosidad: existen alguno seguros para torneos de golf que incluyen la cobertura “Hole in One”. El Seguro Hole in One cubre el premio que se entrega en un torneo de golf al primer jugador que consiga un hole in one en un hoyo determinado durante el evento patrocinado por el asegurado.

Supongamos que la compañía Club de Golf ViposrtLaw realizará su torneo anual de golf con 100 jugadores participantes. La compañía decide realizar un concurso en el hoyo Nº 27 con longitud de 175 yardas. El premio para cualquier jugador que introduzca la pelota de un solo golpe, desde la meta de salida al lugar donde se encuentra el hoyo recibirá una cantidad de 100.000 euros (puede ser un auto, un viaje, etc…).

De esta forma, Club de Golf VisportLaw lo que hace es contratar un seguro de 5.000 euros con la Compañía X. Sabemos que la probabilidad es muy baja, pero puede ocurrir. En caso de ocurrir, la compañía pagará 95.000 euros y Club de Golf VisportLaw pagará solo los 5.000 euros de la prima.

¿Para qué se utiliza esta técnica?, se utiliza para atraer a más jugadores de golf, generar más ingresos y crear un ambiente de entretenimiento, sin preocuparse de tener que pagar el valor del premio. 

2. Seguros para clubes y asociaciones deportivas: existen seguros específicos para asociaciones deportivas de fútbol, tenis, atletismo, natación. En un principio, los deportistas federados no necesitan un seguro adicional de accidentes, porque están cubiertos por el seguro de accidentes de la federación, pero puede haber muchas personas en la asociación que no estén federadas. Por ello, la cobertura de accidentes suele ser contratada por el club, ya que cubre la asistencia sanitaria, rehabilitación, rescate, la invalidez e incluso el fallecimiento. Además, también se suele incluir la cobertura de responsabilidad civil ante un posible daño a un tercero durante la práctica deportiva.

Incluso dentro de los seguros se pueden negociar coberturas como el Seguro de Responsabilidad para Directivos D&O, que trata de proteger los integrantes de la Junta Directiva del club frente a las posibles reclamaciones de terceros por actos incorrectos en el ejercicio de sus cargos.

Como se puede apreciar pocas son las situaciones que no podemos cubrir. Existen otras adicionales como coberturas que cubren la no presencia de un deportista profesional en un campeonato, situaciones climatológicas e incluso la asistencia en viajes.

3. Seguros para deportistas profesionales: muchas aseguradoras ofrecen a los profesionales del deporte unos seguros a la carta que aumentan la cobertura de los seguros obligatorios de federaciones o clubes, que son colectivos y limitados. Puede parecer extraño e irreal, pero existen empresas que aseguran piernas, brazos, rostros o cualquier parte del cuerpo. La única condición para poder acceder al servicio, es que “nos den de comer”. Tenemos varios ejemplos de deportistas de primer nivel mundial que aseguran partes de su cuerpo:

  • Lionel Messi y Cristiano Ronaldo tienen las piernas aseguradas.
  • David Beckham mantiene el record de haber tenido el seguro más caro de la historia: 149 millones de euros.
  • Las manos de Iker Casillas están aseguradas con Groupama Seguros por valor de 7,4 millones de euros, en el caso que sufra algún tipo de lesión o accidente.
  • Los pulgares de Fernando Alonso con la compañía del Banco Santander, ya que son esenciales para la conducción de coches de Fórmula 1.
  • Los brazos de Anna Kournikova están asegurados por 4 millones de dólares.

Otras de las razones que llevan a muchos profesionales a la contratación de seguros deportivos es la cobertura en todo el mundo, que muchas veces, incluye a sus familias. En especial, a las de aquellos deportistas que desempeñan su trabajo en el extranjero o compiten habitualmente fuera de España.

Deja un comentario